En los últimos días Argentina se vio conmovida por más de una decena de casos de coronavirus, uno de ellos mortal. La Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires es el área más afectada, por ello desde la cartera de salud pública comenzaron a tomar precauciones.

Desde este lunes se solicitó que quienes hayan estado en países afectados por el virus, permanezcan aislados en su casa por el término de 14 días con el propósito de prevenir una expansión de la enfermedad a nivel local. Este plazo debe cumplirse aunque no presenten síntomas. Estas medidas son válidas para ámbitos laborales y educativos.

China, Italia, Corea del Sur, Japón, Irán, España, Alemania y Francia son los países del mundo donde actualmente circula el virus y que son más visitados por el público argentino que tiene la posibilidad de salir al exterior. Además, estas zonas son consideradas de riesgo por la Organización Mundial de la Salud.

En el ámbito laboral esta medida es regulada por el Ministerio de Trabajo de la Nación a cargo de Claudio Moroni, quien firmó una resolución que otorga una licencia de manera excepcional y con goce de sueldo para los trabajadores tanto del sector público y privado.

La población argentina se caracteriza por la automedicación, por ello, en el país también se lleva adelante una campaña para concientizar a la población de la importancia de la consulta médica ante los primeros síntomas como tos, dolor de garganta y dificultades respiratorias.

 En las principales ciudades de Argentina hay más de 25 casos en observación por haber presentado síntomas similares a los del coronavirus. Estos pacientes se aislaron y fueron atendidos siguiendo los protocolos médicos de seguridad que implementó cada provincia.

Los casos que se detectaron hasta ahora son importados por pacientes que han estado en países donde circula el virus, sin embargo, en el país la gente ha entrado en una especie de psicosis haciendo faltar barbijos y alcohol en gel en las farmacias mientras en los medios de comunicación y los lugares públicos se multiplican los mensajes de prevención: lavarse las manos con agua y jabón de manera frecuente, taparse con el pliegue del codo al estornudar o toser y un montón de etcétera que son conocidos.

El último fin de semana se conoció el primer caso mortal: un paciente de 64 años que había estado en Francia y que además tenía otras patologías de base como diabetes, hipertensión e insuficiencia renal.

Falta poco más de una semana para el inicio del otoño en el hemisferio sur y con ello una baja considerable en las temperaturas y el comienzo de la época lluviosa en varios sectores del país. No se descarta una mayor circulación del virus y la aparición de casos autóctonos, impulsados por la característica del virus de reproducirse en ambientes fríos y con humedad.

 

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de globatium para agregar comentarios!

Join globatium