"La esperanza de Honduras; su juventud"

Me impresiona ver a la  juventud hondureña, donde sin tener economía  solo unos cuantos sueños, siguen felices trabajando en el llamado de  luchar   por un objetivo; "cambiar la realidad del paìs".

Ellos; a pesar de estar viviendo en una casita humilde, llena de precariedades y faltos de asistencia estatal, son unos luchadores “aves fénix”, que se levantan y siguen adelante  en esta vida  que se pone  “cuesta arriba”.

Crecieron y se dieron cuenta de que se necesita gente que tenga en el fondo de su corazón el valor que significan las “cinco estrellas” que nos simbolizan como hondureños y  es “ayudar a los demás”, “compartir”, y claro está que el ejemplo de los juventudes decididas y capaces es el patrón que han visto de sus padres, llenos de lucha y determinación.

Bien lo señaló el escritor y periodista Ramón Amaya Amador llamado “el escritor de los estudiantes”, cuyas obras como destacadas : Prisión verde, Destacamento rojo ,entre otras obras, cuya retórica es la de despertar el pensamiento popular, y concientizar a las masas para que den  lo mejor de sí en el trabajo; que desempeñen y luchen  en contra  de  las injusticias sociales.

Y esas opresiones que describen los libros de nuestro gran escritor, "Amaya Amador", son las que vienen alterando nuestras tierras como un circulo viciosos, que es la opresión y capitalismo salvaje que llega por intervención de Estados Unidos de América y eso ha servido para que nuestro potencial económico esté en manos de transnacionales.

Ese es el punto; que los jóvenes no tienen empleo y para estudiar necesitan lustrar zapatos en los parques y vender helados en la misma universidad y no hay procesos que den apertura a la educación de masas, porque el sistema cohíbe que muchos jóvenes no ingresen a las universidades públicas y es por ello que en la zona rural de Honduras, muchos de ellos, estén “marginados y olvidados”.

Mérito tienen los  que caminan cuatro horas (ida y vuelta), solo con el hecho de aprender “el pan del saber”,  quieren algún día mejorar la patria, aunque los que representan a la misma los “dejen olvidados”.

Siempre hay personas que en el fondo quieren “servir a los demás” a través de asociaciones y ONGs en el servicio de las mayorías y en Honduras hay muchas personas que dejan todo su pasado solo con un fin; ser el enlace de esos “jóvenes marginados con la educación”.

Los antes descritos son los jòvenes estudiantes de Honduras y de todo latinoamèrica, porque ·"estamos marcados" por "las mismas   realidades".

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de globatium para agregar comentarios!

Join globatium

Comentarios

This reply was deleted.